Noticias

C:\Users\Usuario\Documents\TRABAJO\COMUNICACION\COMUNICACIÓN EXTERNA\CIRCULO DE LA SANIDAD\TWITTER Y CIRCULOS SANIDAD WEB\LOGO\circulo sanidad logo.jpg

El Círculo de la Sanidad insta a los gobiernos autonómicos a trabajar para reducir listas de espera y renovar el equipamiento tecnológico de hospitales en la nueva legislatura

La entidad realiza este planteamiento después de que prácticamente todas las comunidades autónomas cuenten ya con Gobierno en plenitud de funciones

El Círculo subraya la importancia de que los ejecutivos autonómicos sitúen los temas de salud en el centro de su agenda política para que el contexto político nacional afecte lo menos posible a la sanidad

Madrid, 8 de agosto de 2019.- El Círculo de la Sanidad ha instado a los consejeros de sanidad de las comunidades autónomas a trabajar para seguir reduciendo las listas de espera y apostar de manera ambiciosa por la renovación de los equipamientos tecnológicos en los hospitales y centros de salud en la nueva legislatura.

La entidad ve fundamental avanzar en estos aspectos y situar la sanidad en el centro de la agenda política de las comunidades, ahora que casi todas las autonomías cuentan ya con Gobierno en plenitud de funciones o están a punto de tenerlo. Además, señala la importancia de que desde las autonomías se haga todo lo que esté en su mano para que el contexto político actual a nivel nacional afecte lo menos posible al sistema de salud.

“En sanidad tenemos muchísimos retos, y no podemos pararnos. Por ello, es prioritario que los gobiernos regionales apuesten decididamente por afrontar los desafíos más relevantes de la agenda social y sanitaria, teniendo en cuenta que en materia de salud tienen bastante margen de maniobra, puesto que las competencias en esta área están mayoritariamente transferidas”, afirma el presidente del Círculo de la Sanidad, Ángel Puente.

A su juicio, “los años de durísima crisis económica obligaron a ajustar el gasto en todos los ámbitos, incluida la sanidad, lo que ha hecho que, por ejemplo, la renovación tecnológica tuviera que esperar. Ahora, la sanidad pública tiene que pisar el acelerador en este sentido para seguir a la vanguardia y continuar ofreciendo la mejor atención sanitaria a los pacientes”.

Para progresar en este apartado y en el de la reducción de listas de espera, Puente subraya la necesidad de “dotar de recursos suficientes al sistema sanitario y de contar con todos los actores implicados en la sanidad, incluida la vía de la colaboración público-privada, sobre la que siguen existiendo numerosos prejuicios que muchas veces no son ciertos”.

En su opinión, siempre que se garantice la gratuidad en la atención sanitaria, la universalidad y la máxima calidad, no se puede despreciar la vía de la colaboración público-privada, ya que en determinadas circunstancias puede ayudar a reducir listas de espera. Además, es esencial contar con las empresas proveedoras de productos y servicios sanitarios para garantizar la renovación tecnológica, un ámbito en el que la sanidad privada ha seguido trabajando incluso en los peores años de crisis económica.

Por otra parte, Puente, que subraya que la sanidad española es de la “máxima calidad”, apunta también que se deben atender retos de calado como el aumento de la demanda asistencial por el envejecimiento progresivo de la población; los servicios sanitarios en entornos rurales; el incremento de la cronicidad, o una mayor coordinación entre los servicios sanitarios y los sociales para mejorar la calidad de vida de los pacientes, entre otros.

Por último, pide a todas las formaciones políticas que en materia de salud, trabajen siempre buscando el mayor consenso posible, dejando la sanidad fuera de la confrontación política, porque “si decimos que la sanidad es la joya de la corona del estado del bienestar, no podemos usarla como moneda de cambio y no podemos dejar a nadie atrás”.