Noticias

Imagen 5

El Círculo de la Sanidad pide no olvidar el esfuerzo y el riesgo que corren profesionales que suelen tener menos visibilidad para el adecuado funcionamiento de los hospitales

Limpiadoras, celadores, empleados de cocina, de lavanderías, de seguridad y otros proveedores de bienes y servicios son solo algunos ejemplos de empleados que están trabajando sin descanso para vencer la pandemia del coronavirus

Madrid, 16 de marzo de 2020.- El Círculo de la Sanidad ha hecho este lunes un llamamiento para que ni los responsables políticos ni el conjunto de la sociedad olviden el “enorme esfuerzo” y “el riesgo” que también están realizando estos días muchos profesionales que trabajan en el sector de la salud para que los hospitales puedan funcionar de forma adecuada ante la pandemia de COVID-19, y que generalmente suelen tener un papel menos visible públicamente.

“Por supuesto, como hemos hecho siempre, y en estas fechas con muchísimos más motivos, desde el Círculo de la Sanidad alabamos la labor indispensable de profesionales médicos, enfermeras y auxiliares, que están en primera línea atendiendo heroicamente a los pacientes para luchar contra esta pandemia. Si tenemos uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo es, principalmente, por su extraordinaria entrega y preparación”, asegura el presidente del Círculo de la Sanidad, Ángel Puente.

Eso sí, Puente puntualiza que la sociedad no puede olvidarse del esfuerzo que están haciendo otros profesionales para que un hospital o centro sanitario pueda funcionar con normalidad, como es el caso de los celadores, empleados de cocina, seguridad, lavandería, personal de mantenimiento, etc.

En este punto, el presidente del Círculo ensalza también la labor “tan imprescindible como invisible” que realizan los trabajadores de la limpieza, mayoritariamente mujeres. “Su función siempre es esencial en un centro sanitario, pero estos días todavía más, ya que la limpieza y la desinfección es clave para evitar nuevos casos de contagio de COVID-19, pese a que no solemos reparar en su tarea”, añade Ángel Puente.

Del mismo modo, resalta la “labor impagable de los trabajadores y trabajadoras de las empresas proveedoras de bienes y servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS). Ambulancias, catering, electromedicina, fabricantes y suministradores de medicamentos y material sanitario, instaladores de gases medicinales y transporte de sangre son solo algunos ejemplos de empresas totalmente privadas, pero que están plenamente a disposición del Gobierno y de toda la sociedad española para salir de esta crisis sanitaria, humanitaria, social y económica cuanto antes con el menor coste posible”.

“En definitiva, no olvidemos que hay profesionales de ‘bata blanca’ que están totalmente entregados al servicio de los demás, pero que también existen los trabajadores que se denominan ‘bata gris’, que trabajan muchas horas con la máxima entrega en zonas críticas y no críticas para que la sanidad funcione”, concluye el presidente del Círculo de la Sanidad.