Noticias

Imagen 1

El Círculo de la Sanidad exige a la UE criterios sanitarios uniformes para hacer frente a la pandemia

La asociación defiende que, al igual que la UE coordina el reparto de ayudas económicas para paliar los efectos de la crisis sanitaria, debería hacer lo mismo con la base del problema, que es la crisis de salud

Madrid, 07 de octubre de 2020.- El Círculo de la Sanidad exige a la Unión Europea (UE) la adopción de criterios uniformes para luchar contra la pandemia de COVID-19 , con el objetivo de que los Estados miembro trabajen de forma coordinada en materia de salud ante la actual crisis.

“Todos hemos asumido el papel supranacional de la UE en determinadas cuestiones, como el control del déficit e, incluso, en la actual situación, es quien coordina el reparto y la movilización de fondos para ayudar a la reconstrucción de los países más damnificados por la pandemia”, explica el presidente del Círculo de la Sanidad, Ángel Puente.

Por ello, apunta que “es incomprensible que no se aprueben medidas vinculantes para los Estados de la UE, de forma que existan parámetros comunes para hacer frente a la crisis sanitaria, siempre siguiendo las recomendaciones de los expertos y de la Organización Mundial de la Salud (OMS)”. Eso sí, aclara que “eso no significa que dentro de España y de cada Estado no tenga que haber coordinación y armonización entre las diferentes administraciones”.

En este sentido, Puente critica que unos países impongan la mascarilla obligatoria y otros no, o que algunos Estados con menor incidencia del virus dicten medidas más restrictivas para frenar la curva de contagios que otros países que tienen una situación más compleja. “¿Por qué no existen unos criterios si no idénticos sí al menos similares que den mayor certidumbre a la ciudadanía?”, se pregunta el presidente del Círculo de la Sanidad, quien advierte de que “incluso desde el punto de vista europeo esto no tiene ningún sentido, pues las decisiones que se toman en un país, acaban repercutiendo en los otros”.

Además, defiende que “si la UE coordina –y está bien que así sea- el dinero para la reconstrucción económica y social, no es coherente que no se encargue en mayor medida del origen del problema, que es la crisis sanitaria”.

De hecho, avisa de que “si la pandemia no se controla, la crisis económica será todavía mayor y más larga y se precisarán de más fondos para la reconstrucción que, a su vez, no podemos olvidar que no es dinero regalado. Una parte importante de estos recursos tendrán que devolverse e incrementarán la deuda de los Estados miembro”.